Gobierno de Colombia pide perdón por crimen policial pero no logra detener protestas

Las protestas se desataron luego que oficiales mataran a Javier Ordóñez, de 43 años, Bogotá, tras darle reiteradas descargas con un arma eléctrica.

El gobierno de Colombia pidió perdón este viernes por el brutal castigo policial que mató a un hombre el miércoles, sin lograr extinguir las protestas que en dos días dejan al menos 13 muertos, la mayoría baleados presuntamente en choques con la fuerza pública.

«Estoy mamado (cansado) del abuso de la policía. Toca demostrar que el pueblo está furioso, aunque veo policías y siento miedo«, dijo a la AFP Camilo Medina, un músico de 20 años que volvió a protestar en las calles.

Menos concurridas que en las jornadas previas, las manifestaciones avanzaron por tercer día consecutivo en Bogotá Medellín, entre otras ciudades, con esporádicos choques con uniformados.

En un intento por aplacar las protestas, el ministro de Defensa acompañado de los mandos policiales expresó su «dolor e indignación» por la muerte de Javier Ordóñez, de 43 años, en un barrio del noroeste de Bogotá.

«La policía nacional pide perdón por cualquier violación a la ley o desconocimiento de los reglamentos en que haya incurrido cualquiera de los miembros de la institución«, dijo el ministro Carlos Holmes Trujillo.

En Colombia, la Policía depende de la cartera de Defensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *