Dom. Dic 5th, 2021

Consorcio ganador está liderado por Aisino e integrado por la alemana Muhlbauer. El contrato durará 10 años y tendrá un costo de US$ 205 millones. Precio de pasaportes caerá a la mitad y el de las cédulas de identidad, un 20%. Proceso estuvo teñido de polémica.

Finalmente se despejaron las dudas con respecto a la polémica licitación para el desarrollo de la cédula nacional de identificación y los pasaportes para los próximos 10 años. La propuesta del consorcio liderado por la empresa China Aisino, se adjudicó dicha licitación por US$205 millones (al valor de hoy).

Según un comunicado enviado por el Registro Civil, “el Director del Registro Civil, la autoridad competente para resolver esta licitación, ha procedido a adjudicar a la mejor oferta técnica y económica, siendo esta la presentada por el consorcio de empresas chino-alemán, cuyos principales integrantes son la compañía Aisino Corporation, con un 52%, y la alemana Muhlbauer, con un 42% de participación. El resto lo componen las empresas chinas Hising Technology, Iristar y Yitu.

La primera tendrá la responsabilidad de proveer el software y el hardware, mientras que la europea estará a cargo de la fabricación de los documentos. Además, la entidad estatal recalca, que el precio es menor “en comparación con los US$680 millones que le ha costado al país la provisión de este servicio en los últimos 10 años”.

Con esta licitación, indicó el Registro Civil, el precio de las cédulas de identidad caerá un 20% y el de los pasaportes, “que están entre los más caros del mundo”, dice el organismo, a la mitad.

El proceso estuvo teñido de polémica. A la licitación convocada por la repartición llegaron cinco consorcios postulantes y la alianza entre Aisino y Muhlbauer presentaron la mejor oferta económica y dos de sus competidores, Sonda-Thales e Idemia, la francesa que hoy opera el servicio y cuyo contrato finaliza en enero de 2022, presentaron impugnaciones en el Tribunal de Contratación Pública.

Además, la presencia protagónica de Aisino generó inquietud en algunos parlamentarios y hasta en la embajada de Estados Unidos en Chile, quienes cuestionaron la participación del grupo chino por razones de seguridad. La inquietud creció solo dos días antes de la adjudicación, prevista para el pasado 6 de octubre, cuando el Registro Civil informó una prorroga de diez días para “efectuar una revisión exhaustiva de cada una de las soluciones ofertadas”.

El organismo afirmó ayer que el nuevo modelo del sistema de identificación “contempla la máxima calidad y requerimientos técnicos en materia de identificación, con los mayores estándares de seguridad y confidencialidad a nivel mundial, con una significativa reducción de los costos para el Estado de Chile y especialmente para la ciudadanía”.

Por josepp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
en que te ayudamos
hola
bienvenidos dime ???