El objetivo es que los vecinos puedan guardar el aceite domiciliario en botellas plásticas para luego ser depositadas en estos contenedores.

La empresa sanitaria Nueva Atacama está desarrollando una serie de actividades en torno al reciclaje . Una de las más relevantes es sumar nuevos lugares para que la comunidad pueda reciclar aceite domiciliario en la región.

“Estamos muy contentos de poder sumar estos nuevos puntos de reciclaje que permiten que la comunidad, de forma fácil y sencilla, pueda depositar estos aceites para que entre todos podamos seguir cuidando nuestro medio ambiente”, indicó el Gerente Regional de Nueva Atacama, Sergio Fuentes.

El ejecutivo explicó a las vecinas de la Junta de Vecinos Delfina María Hidalgo, ubicado en calle Candelaria Goyenechea 1349, cómo es el procedimiento para hacer el retiro respectivo. Esto consiste en que luego de usar el aceite y cuando ya bajó su temperatura, disponerlo en envases plásticos con tapa, para ser depositados en estos contenedores para su posterior retiro por parte de una empresa especializada en el reciclaje.

Las representantes de la Junta de Vecinos instaron a los diferentes miembros de la comunidad a estar atentos a la información de la directiva, que dispondrá de horarios específicos para depositar los envases de aceite.

“Me parece una muy buena iniciativa porque así nosotros comenzamos a tener conciencia que ya tenemos que comenzar a reciclar”, sostuvo Jessica Astudillo, vecina del sector.

Vallenar

Otro de los nuevos puntos de reciclaje es el que se ubica en calle José Caroca La Flor 3000, específicamente en la sede de la Junta de Vecinos Luis Gil, convirtiéndose así en el primer punto de este tipo que se instala en la capital de la Provincia del Huasco.

“En conjunto con Nueva Atacama, tomamos la decisión de esta forma de hacer reciclaje con el aceite. Para eso se invitó a los vecinos a que trajeran sus aceites ya usados, siempre y cuando sean los aceites de casa, para una forma de crear conciencia con nuestra comunidad con respecto de no botar el aceite en el agua o en el río”, señaló Karen Cortés, representante de la Junta de Vecinos Luis Gil.

Ambas Juntas de Vecinos se mostraron agradecidas con la empresa sanitaria e instaron a que la comunidad pueda utilizar estos puntos de forma correcta, solo dejando las botellas de aceite de comidas, no así de automóviles.

Cabe señalar que, los aceites al ser arrojados al alcantarillado y al bajar la temperatura, se solidifican en los ductos del desagüe, provocando posteriormente los reboses y afloramientos de aguas servidas en la vía pública.

La empresa señaló que próximamente anunciarán nuevos puntos de reciclaje de aceite, siempre con la vital ayuda de las Juntas de Vecinos, para así disponer de estos contenedores de forma segura, además de hacer la invitación a que los carros de food track y/o restaurantes se pongan en contacto a través del correo asuntoscorporativos@nuevaatacama.cl, para sumarse a dicha iniciativa y obtener un sello distintivo de reciclaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.