El exmandatario progresista Luiz Inácio Lula da Silva es el nuevo presidente de Brasil, tras lograr un estrecho margen de votos contra su contrincante el actual gobernante Jair Bolsonaro en la segunda vuelta presidencial llevada a cabo esta jornada.

Con el 97,54% de los votos escrutados, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) obtuvo el 50,75% de las preferencias (58.807.940 votos), versus el 49,25% de Bolsonaro (57.129.001 de los sufragios), a cuyas elecciones estaban unos 156,4 millones de brasileños llamados a las urnas.

Por lo anterior, Lula da Silva asumirá el mandato el próximo 1 de enero.

En la primera vuelta, Lula, abanderado de un amplio frente progresista al que se han sumado fuerzas de centro y centroderecha, fue el candidato más votado con el 48,4% de los votos, frente al 43,2% que obtuvo el capitán retirado del Ejército.

En tanto, a través de sus redes sociales, el candidato izquierdista sólo emitió un escueto mensaje tras su triunfo, que decía «democracia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.