26 junio, 2022

DIEGO DE ALMAGRO PRETENDE CONVERTIRSE EN LA PRIMERA COMUNA EN CHILE EN GENERAR CERO RESIDUOS DE PLÁSTICO AL 2023

La iniciativa de impacto ambiental será la encargada de impulsar diversos programas en la zona para gestionar la revalorización y reutilización de plásticos PET.

El municipio de Diego de Almagro firmó un acuerdo para poner en ejecución un programa piloto de reciclaje en conjunto con la compañía MORE GREEN RECYCLE, esto con el objetivo de reducir la huella de plásticos a cero, de cara al 2023, y fomentar el desarrollo sostenible de la comuna, que la sitúa como un referente en materia de manejo de residuos, pese a la gran cantidad de plásticos emitidos a raíz de las faenas mineras en la zona.

Ante la necesidad de proteger los paisajes de la zona,  se gesta esta alianza entre el municipio de Diego de Almagro, que previamente ha incentivado la revalorización y la reutilización de los residuos y MORE GREEN RECYCLE, propuesta medioambiental de economía circular de la emprendedora social Gisselle Bracamonte, que se enfoca en el rubro minero y propone la recuperación total de las botellas de plásticos presentes en faenas mineras, otras industrias y en la comunidad, con la finalidad de reciclarlos, convertirlos en resina de PET y fabricar nuevos envases.

El alcalde de Diego de Almagro, Mario Araya Rojas, explicó el aporte a la comunidad que significa este tipo de iniciativas, que, a su vez, involucran el trabajo colectivo por parte de sus habitantes “este es un convenio muy importante, que ayudará a la comuna de Diego de Almagro a dar el primer paso en la recuperación y reutilización de las botellas de plástico. Además es una iniciativa que no solo incluye a la comunidad, si no a las empresas que son actores importantes en esta materia. Esperamos convertirnos en una comuna modelo en materia de reciclaje. Estoy seguro que seguiremos con muchas otras iniciativas e incentivos para que nuestra querida comuna, sea una comuna cada vez más limpia y verde”.

En esta línea, el edil también se refirió a las acciones impulsadas por el proyecto, a fin de favorecer el reciclaje y el emprendimiento en Diego de Almagro, entre las que se encuentra el programa “Aprender haciendo” que entregará a cada familia de la zona 3 botellas de agua MORE, que tendrá como tarea la devolución de 9 botellas, a cambio de una reposición de éstas. Generando así una valorización de los envases y transformando así al plástico como un bien de intercambio y no sólo como un residuo.

Esta iniciativa que contempla la disponibilización de jaulas de reciclaje en la zona y un plan de aprendizaje comunitario sobre el reciclaje fue valorada por la emprendedora social Gisselle Bracamonte en conjunto con el Municipio de Diego de Almagro.

Bracamonte afirmó que, “es un valor para la comunidad de Diego de Almagro contar con autoridades que entienden el valor del reciclaje y la necesidad de generar incentivos para fomentar estas conductas, esto da cuenta de que se comprende a cabalidad la magnitud de los alcances que este podría tener en el adecuado tratamiento de los residuos y por consecuencia su aporte a la comunidad y el cuidado del entorno”.

Por su parte el delegado presidencial regional, Gerardo Tapia señaló que, “en el Gobierno del Presidente Gabriel Boric estamos comprometidos con el medio ambiente y con combatir los efectos del cambio climático, por eso hoy queremos felicitar esta iniciativa que busca convertir a Diego de Almagro en la primera comuna de Chile cero residuos al 2023. Es importante que podamos impulsar las buenas prácticas en materia de reciclaje y gestión de los residuos, sobre todo, en las industrias para que así podamos dejar a nuestros hijos, un planeta mejor al que nosotros recibimos”, sostuvo.

Lo anterior, porque cada uno de los 250 mil trabajadores de la macro zona norte, principalmente en el ámbito de la minería, deben consumir entre 5 y 6 litros de agua al día, lo que se traduce en más 1.650 toneladas de plástico al mes y 19.800 toneladas al año que se desechan en vertederos y rellenos sanitarios y que visto a partir de la generación domiciliaria del resto de la población, que alcanza poco menos de 8 mil toneladas al año, es evidente que zonas con actividad minera demandan más y mejores iniciativas para fomentar el reciclaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.